El aviso legal web tiene como finalidad principal cumplir con las obligaciones impuestas por la Ley 34/2002, de servicios de la información y de comercio electrónico (LSSI).

Contenido obligatorio del aviso legal web

La obligación principal es mostrar públicamente una información acerca del titular de la página; estos son los datos que deben constar en el aviso legal web: 

  1. Nombre o denominación social, domicilio (o la dirección de uno de sus establecimientos permanentes en España si el titular es extranjero).
  2. Dirección de correo electrónico y otras formas de establecer una comunicación directa y efectiva.
  3. Datos de su inscripción en el Registro Mercantil para el caso de personas jurídicas.
  4. Si la actividad que se ejerce está sujeta a una autorización administrativa previa, habrá que incluir los datos relativos a dicha autorización e identificar el órgano que la otorga.
  5. Si ejerce una profesión regulada (por ejemplo, médicos, arquitectos, abogados,…) deberá indicar los datos del Colegio profesional al que, en su caso, pertenezca y número de colegiado.
  6. Número de identificación fiscal. 
  7. Si la web hace referencia a precios, se facilitará información clara y exacta sobre el precio del producto o servicio, indicando si incluye o no los impuestos aplicables y, en su caso, sobre los gastos de envío.
  8. Los códigos de conducta a los que esté adherido (por ejemplo, Confianza Online).

Por tanto, cualquier web perteneciente a una empresa, aunque se limite a ofrecer información corporativa, debe disponer de un aviso legal web. En el caso de un particular que tiene un blog o un sitio web con fines personales, será necesario incluir un aviso legal web si enlaza a terceras páginas o inserta publicidad (adsense, enlaces de afiliación,…)

Diferencia entre aviso legal web y condiciones de uso o compra

Lo habitual es que el aviso legal web sea un texto breve si la página cuenta con otros textos legales más específicos para los productos o servicios que ofrezca. Tal es el caso de las Condiciones de Compra para comercio electrónico o las Condiciones de Uso para plataformas de servicios (redes sociales, crowdsourcing, directorios, buscadores,…). En esas condiciones específicas se regulará con mayor detalle la relación entre el usuario y la empresa titular de la web. Por otro lado, dispondremos de una Política de Privacidad para todo lo relacionado con la protección de datos de carácter personal y la Política de Cookies en la que se identifican las que utilizamos.

Otros apartados del aviso legal web

Pero si el sitio web es básico, como en los casos de blogs o páginas corporativas que no ofrecen servicios, se puede utilizar el aviso legal web para incluir todos los términos legales y simplificar así la información. Además, como el aviso legal web es aplicable a todo usuario que nos visite -aunque no se registre, compre o interaccione activamente con el sitio-, es recomendable incluir siempre algunas cláusulas acerca de:

  • régimen de responsabilidad general por enlaces o contenidos,
  • propiedad intelectual sobre la web, textos, imágenes, vídeos, así como marcas y nombres comerciales,
  • legislación y otras condiciones legales aplicables.

En próximas entradas de este blog hablaremos del resto de textos legales web, como las Condiciones de Compra, Condiciones de Uso, Política de Privacidad o Política de Cookies. Los textos legales de una web son el contrato con el usurio o visitante, por lo que para mayor tranquilidad sobre el cumplimiento de obligaciones legales y el contenido de ese contrato es recomendable acudir a un profesional cualificado. Nosotros somos abogados especializados en derecho de internet y ofrecemos el servicio de redacción de bases legales web y adecuación a LOPD. Solicita con nosotros una primera consulta gratuita y sin compromiso

 

*Imagen: Viktor Hanacek. picjumbo.com