Una nómina es el documento en que se reflejan todos los conceptos retribuidos o pagados a un trabajador por su prestación de servicios a una empresa determinada, incluyendo información de la categoría del trabajador, antigüedad, salario, deducciones, impuestos,… Aunque se trata de un documento muy común y conocido tanto por trabajadores como por empresarios, muchas personas tienen dudas a la hora de interpretar una nómina correctamente. Incluso nos llegan consultas de clientes que no entienden el significado de algunos de los conceptos, deducciones e impuestos aplicados, y que determinan el líquido final a percibir (si es trabajador) o pagar (si es empresario).

En este post vamos a explicar de una forma sencilla cómo interpretar una nómina, a través de un ejemplo que incluye conceptos brutos, deducciones, neto final, etc…

Encabezamiento de una nómina

En primer lugar nos encontramos con el encabezamiento, en el que se refleja los datos de la empresa contratante (razón social, domicilio, C.I.F., Código Cuenta Cotización,…), datos del trabajador contratado (nombre y apellidos, N.I.F., Nº de afiliación a la Seguridad Social, Categoría, Antigúedad,…) y periodo de liquidación del mes, año y los días cotizados.

Encabezamiento de una nómina

 

Devengos de una nómina

Después nos encontramos con los todos los devengos cobrados por el trabajador sin descontar las deducciones. Aparecen las cantidades en bruto, que vienen reguladas en el convenio de aplicación según categoría y jornada laboral. Pese a que tales cantidades no pueden ser inferiores a lo establecido por convenio colectivo, la empresa puede pagar por encima de esos importes (las tablas salariales del convenio son un referente de mínimos a pagar, nunca de máximos).

Siguiendo con nuestro ejemplo, imaginemos que tenemos una antigüedad de un trienio, las pagas extraordinarias van prorrateadas mensualmente, hay dos complementos obligatorios establecidos en el convenio colectivo de aplicación y un incentivo voluntario de la empresa, y en conceptos no salariales no tenemos nada, por lo que cotizaría el 100% de los devengos brutos del trabajador.

Salario Base ————————————————- 599,22 €

Parte Proporcional Pagas Extras ————————-  104,48 €

Antigüedad ————————————————–   35,95 €

Complemento Particip. Beneficios ————————   58,81 €

Incentivo —————————————————–   68,23 €

Complemento Convenio Lineal —————————  356,90 €

TOTAL BRUTO DEVENGADO —————————– 1.223,59 €

 

Devengos de una nómina

 

Deducciones de una nómina

A continuación están las Deducciones correspondientes, que son

  • la retención por IRPF que corresponda en relación a las remuneraciones del trabajador, y
  • la cotización a la seguridad social, que se divide en Contingencias Comunes, Desempleo y Formación Profesional. Se puede consultar el cuadro con los tipos de cotización trabajador y empresario en este enlace.

Una vez restadas o deducidas estos porcentajes del bruto devengado, queda la cantidad neta total a percibir por el trabajador. En nuestro ejemplo, serían 1.060,36 €.

Deducciones de una nómina

Bases de Cotización en una nómina

Para terminar, en la parte inferior de la nómina nos encontramos con las Bases de Cotización a la Seguridad Social de trabajador, la Base sujeta a retención del I.R.P.F. y la aportación de la empresa (esta última no salía anteriormente y a partir de 2015 ya es obligatorio especificarla)

Bases de Cotización en una nómina

Lógicamente, para una correcta aplicación de la normativa y del convenio colectivo de aplicación pueden surgir dudas al elaborar o interpretar una nómina. Por otro lado, existen vías de ahorro que, pagando lo mismo a un trabajador, pueden minimizar costes si se aplican correctamente algunos de los conceptos de dicha nómina. Si estás interesado en recibir asesoramiento sobre la mejor forma de aplicar o interpretar dichos conceptos, puedes solicitar una primera consulta gratuita y sin compromiso con un asesor laboral de nuestro despacho.